TOP

La tierna mirada de Santa Eulalia

Besamanos del Trecenario de la Mártir Santa Eulalia, patrona de Mérida

Redacción: Mario Hernández Maquirriaín

Fotografías: Luis Zama Álvarez

Y el último domingo de septiembre volvimos ante Ella. No hacía falta invitación, la puerta de su casa, que es la nuestra, estaba abierta de par en par para encontrarnos ante ella, vestida de blanco, presidiendo el presbiterio de su Basílica, bajando de su camarín para volvernos a decir, como nos dice siempre, que está junto a nosotros y que, en este valle de lágrimas, no estamos solos.

Su imagen pequeñita, se engrandece sobre su pedestal que, escoltado de blancas rosas, se hace trono para la emeritense más ejemplar, la que nos dice que, como ella, seamos valientes, que afrontemos la adversidad amarrados a la Fe.

Nos recuerda, con su mirada, que poco a poco vamos pasando de la oscuridad a la luz, que siente la necesidad de pasear junto a nosotros en las noches de diciembre y que si no, nos esperará en el mismo sitio y a la misma hora.

¡Qué larga se hace la espera, Eulalia! ¡Qué ganas de verte caminar bajo tu templete de plata por nuestras calles! El último domingo de septiembre nos abre las puertas a un nuevo diciembre en el que celebraremos, con Ella, su fiesta ¿cómo? Solo Ella lo sabe, pero lo celebraremos.

En la tarde de este domingo tan especial, tan anclado en el corazón de los emeritenses, nos faltó sentir su mano en nuestros labios. Abuelos, nietos, jóvenes… devotos de todas las edades y pueblos de la comarca pasaron ante sus plantas y la veneraron con la mirada y en su retina, quedó grabada a fuego, la tierna mirada de Santa Eulalia.

Facebooktwitterlinkedinmail
error: Contenido protegido. Junta de Cofradías. Semana Santa de Mérida