TOP

Volveremos a Soñar

Crónica del jueves santo. hermandad de la veracruz 2020. #SSMerida2020Virtual

Recordando el Jueves Santo de la Hermandad de la VeraCruz

9 de abril de 2020

Redacción: ana gaviro

Imágenes: maría bermejo, antonio moreno barriga, marco a. sánchez nova, José manuel romero cerrato (Mané), Manuel Molina Bolaños, Y Francisco Rosco Rosco.

VOLVEREMOS A SOÑAR. 

San Mateo Capítulo 26.

 27:45 Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, las tinieblas cubrieron toda la región.

27:46 Hacia las tres de la tarde, Jesús exclamó en alta voz: “Elí, Elí, lemá sabactani”, que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”.

27:50 Entonces Jesús, clamando otra vez con voz potente, entregó su espíritu.

Y con la oscuridad, vino el dolor (Dios mío, Dios mío, porque me has abandonado) y con él, el silencio y la tristeza invadió el Monte Calvario de nuestras vidas.

Y no hace falta más que releer las Sagradas Escrituras para ver cómo se vive este Jueves Santo tan particular. Y no hace falta nada más que cerrar los ojos y correr hacía La Antigua, ese barrio con sabor a folclore, con olor a las rosas de idéntico color que nos legó Fernando, con tacto a tradición. Llegar a la calle Yucatán y torcer a Veracruz es todo uno para agarrase al portalón negro y dejarse llevar.

Ahí está. Es la estampa de la oscuridad, del dolor, del silencio, de la tristeza que nos inunda en estos días.

El Cristo de la Vera Cruz -ese que en los días de mi vida siempre recordaré como el del paso más lento, el de más penitencia, el que con sus brazos abiertos en el madero nos ofrece el Amor más Fraterno-, sin embargo, no quiere, no puede hurtarnos el gozo de mirarla a Ella.

Recordando el Jueves Santo de la Hermandad de la VeraCruz

Unos pocos metros más atrás está María Santísima de Nazaret. Como la Madre que es está sin que se le note, siempre detrás del hijo. Expectante, alerta de lo que pueda ocurrir, para dar consuelo. Pendiente de cada caída, aunque sean muchas, para tender la mano. Fiel enfermera y auxiliadora de los suyos. Faro verde de la Esperanza de todos.

Sus ojos, esos que tantas veces nos han hecho soñar con su nana acompasada, tranquila y melosa por las calles de nuestra ciudad, hoy nos exhortan a pensar que todo es posible, que vamos a salir de esta, que la tormenta pasará y que volveremos a juntarnos en la rotonda del Padre Panero para, todos juntos, acompañarla, a Ella y a su Hijo, en una noche espléndida de Jueves Santo cada vez más cercana.

Sus ojos, aquellos que junto a su alma, fueron los que mantuvieron viva la llama de la fe, preparándose para acoger el anuncio gozoso y sorprendente de la Resurrección, según nos relató San Juan Pablo II en la catequesis de la audiencia general del Miércoles Santo de 1996, hoy nos gritan que, como dice uno de esos himnos de estos días,…

volveremos a juntarnos,…

volveremos a rezar,

volveremos a compartir,

volveremos a procesionar.

Volveremos a soñar!.

Imágenes en la Memoria:

Facebooktwitterlinkedinmail
error: Contenido protegido. Junta de Cofradías. Semana Santa de Mérida