Miles de personas arropan a la Cena en su recorrido del Domingo de Ramos

CRÓNICA DOMINGO DE RAMOS 2018
SAGRADA CENA
Fecha:
25 de marzo de 2018
Redactor:
Paco Vadillo
Fotografías:
Antonio Moreno Barriga
Jose Manuel Romero Cerrato
Marco Antonio Sánchez Nova

“La chicotá de ambos pasos a los sones de la Joven Orquesta Ciudad de Mérida, dirigidos por Pilar Vizcaíno. En un encuentro entre banda y cofradía que fue solemne y multitudinario.“

La mañana se levantó desapacible. Con lluvia y cielos encapotados, pero el día se fue abriendo poco a poco. Sabiendo que la tarde era el momento del comienzo de la Semana Santa de Mérida y con ella el devenir de hermandades y cofradías que ponen en la calle sus pasiones. La primera de ella, como es habitual, llega desde la barriada de La Argentina. A las cinco de la tarde, puntuales, se abrió la gran puerta de la Casa Hermandad de la parroquia de San José para dar la bienvenida al imponente paso de la Sagrada Cena. Mucho público se concentraba en este momento de una cofradía que va creciendo con los años. Los primeros nazarenos, los más pequeñitos, con sus túnicas marfil y capas burdeos comenzaban a anunciar el comienzo de la Semana grande de la capital extremeña.

Domingo de Ramos 2018. Sagrada Cena.
Fotografía: Marco Antonio Sánchez Nova

Los capataces del paso de misterio, Juan Manuel Carvajal y José Antonio Llano guiaban a los 45 costaleros con templanza y belleza en cada chicotá. Comenzaba su recorrido hacia el centro de la ciudad, siendo la única hermandad que pasea junto a nuestros emblemas del Teatro y Anfiteatro Romanos. Tras la Cena llegó el turno de Nuestra Señora del Patrocinio, con un grupo de 35 costaleras bajo el paso que derrocharon buen hacer en todo el recorrido, con chicotás que se recordarán por mucho tiempo fruto del buen trabajo que sus guías, Inmaculada Herrero e Isabel Justo, han realizado con los ensayos de las últimas semanas.

Domingo de Ramos 2018. Sagrada Cena.
Fotografía: José Manuel Romero Cerrato

Dos pasos muy bien llevados y mecedios al ritmo de las bandas La Pasión, que cumple en esta Semana Santa diez años de existencia, y la banda municipal de Llerena. El público respondía con aplausos el trabajo de sus cuadrillas. Momento especial se produjo, un año más, con la extraordinaria bajada de la cofradía por José Ramón Mélida hasta Santa Eulalia. En unos tramos abarrotados de espectadores que compartieron la fe con los miembros de esta hermandad.

Un público que comprobó la seriedad de la cofradía en la calle y que disfrutó de su andar por zonas como la Plaza de España (Carrera Oficial) y la subida frente al Templo de Diana. Fue allí, frente al monumento, cuando se produjo uno de los momentos más esperados del Domingo de Ramos. La chicotá de ambos pasos a los sones de la Joven Orquesta Ciudad de Mérida, dirigidos por Pilar Vizcaíno. En un encuentro entre banda y cofradía que fue solemne y multitudinario. Cientos de personas se reunían en esta zona céntrica de Mérida para vivir un momento especial, la música de los jóvenes emeritenses y el trabajo de una hermandad, también joven, que expresa en la calle momentos inolvidables.

Su regreso, pausado y reflexivo hacia San José, fue de nuevo un esfuerzo físico y mental por parte de los costaleros y costaleras de los pasos. Desafiando calles con gran pendiente y haciendo ligero lo que pesa miles de kilos. La subida por Sáenz de Buruaga, el racheado por las traseras del Teatro Romano y la explosión de júbilo cuando llegan a la parroquia son momentos intensos, íntimos, que se presentan fundamentales en este Domingo de Ramos. Al final, en su encuentro y en torno a las doce de la noche, Patrocinio y Señor del Amor se ven cara a cara, para despedirse un Domingo de Ramos más, a los sones de “Saeta” de las miles de personas que han vivido el inicio de la Semana Santa de Mérida junto a ellos.

Galería Fotográfica:

Video:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
error: Contenido protegido. Junta de Cofradías. Semana Santa de Mérida