Crónica Mañana del Viernes Santo 2017

Fecha:
14 de Abril de 2017
Redactor:
José Miguel Galán
Fotografías:
Manuel Molina Bolaños
José Luis Garrido
Antonio Moreno Barriga
Paco Rosco Rosco
José Manuel Romero Cerrato

“Negro, azul, verde, blanco,… cada color tiene su sentido en un cortejo procesional que por sí mismo engalana las principales calles de la ciudad, y algunos de sus monumentos más espectaculares.“

NEGRO, AZUL, VERDE, BLANCO…

Entre olor a azahar, la ciudad se despierta un Santo Viernes de nuevo. Este año, el Santísimo ha querido regalar a los Hermanos Cofrades Ferroviarios un sol espléndido con el que disfrutar de la belleza de la Virgen de las Angustias que sostiene en su regazo el cuerpo muerto del Señor.

En la calle se arremolinan miles de personas que no quieren perderse esta estampa tan puramente emeritense. Familias al completo se echan a la calle en un día que todos viven en la calle desde la mañana hasta la noche, e incluso la madrugada.

Negro, azul, verde, blanco,… cada color tiene su sentido en un cortejo procesional que por sí mismo engalana las principales calles de la ciudad, y algunos de sus monumentos más espectaculares. El verde de Ntra. Sra. de la Esperanza se funde con el parque que guarda en sus entrañas la antigua Iglesia de Santiago, quien sabe si el primer lugar santo jacobeo.

Mañana de Viernes Santo 2017. Ferroviarios
Fotografía: Antonio Moreno Barriga

Por el Arco de Trajano la visión del conjunto es de ensueño, el dolor del momento que representa el paso de misterio y su drama se viven que sabor casi dulce en una mañana radiante y con la Esperanza de la Resurrección siempre en el fondo del pensamiento.

Más tarde, será la Concatedral de Santa María quien conducirá el desfile procesional para encaminarlo hacia el antiguo Foro Romano de la Colonia, y su Templo Imperial, llamado ahora de Diana. Es un momento en el que solo con entrecerrar los ojos, la visión puede llegar a confundirnos y hacernos pensar que realmente estamos en la Jerusalem del año 33. Estamos ante piedras que vivieron a los contemporáneos del mismo Jesús.

Mañana de Viernes Santo 2017. Ferroviarios
Fotografía: José Luis Garrido

Pero el sueño se acaba, y el tiempo de Jesús entre los hombres ha terminado, la Cofradía Ferroviaria debe regresar a su Templo eulaliense porque ya mismo lega el silencio y la oración del pueblo cristiano que da sepultura a Dios hecho hombre. Y “los Ferroviarios” ya solo tienen un pensamiento: ya queda un día menos para el próximo Jueves Santo.

Galería Fotográfica:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail